1. La Ciudad de las estrellas – La La Land es la película con más Globos de Oro de la historia. Siete.

2. Ni Emma Stone ni Ryan Gosling fueron las primeras opciones del director Damien Chazelle. Antes se lo propuso a Miles Teller (Whiplash), quien según los rumores declinó por una falta de acuerdo económico, y a Emma Waston, que tenía otros proyectos en marcha como La Bella y la Bestia.

3. Es la tercera vez de Emma Stone y Ryan Gosling juntos. Antes trabajaron en Crazy, Stupid, Love (2011) y Gangster Squad: Brigada de élite (2013).

4. El director ha comparado a Ryan Gosling y Emma Stone con “Fred y Ginger, Robert y Bacall”. Son como una pareja clásica de Hollywood, con “química fuera de la cámara”.

5. Chazelle concibió esta película en 2006, antes de tener en mente Whiplash.

6. El compositor Justin Hurwitz, al que el director conoce desde su paso por Harvard, firma la banda sonora de la película. Hizo lo mismo con Whiplash y, según Chazelle, seguirá siendo así en sus próximos proyectos: “Espero que se ocupe de la música de todas mis películas”.

7. Emma Stone y Ryan Gosling tuvieron que asistir a clases de baile durante tres meses. Aprendieron claqué, tap y bailes de salón de la mano de la coreógrafa Mandy Moore, responsables de los bailes de la película.

8. Para Ryan Gosling siempre fue un sueño hacer un musical como los de los años 40 y 50, mientras que Emma Stone se aficionó a este género de pequeña. Con ocho años su madre la llevó a ver Los Miserables.

9. Además, antes de rodar La La Land, Stone fue Sally Bowles en una representación de Cabaret en Broadway. Allí puso de manifiesto su dotes musicales.

10. Ryan Gosling también tiene experiencia en la canción. Empezó siendo estrella infantil en Mickey Mouse Club de Disney Channel, tiene un dúo con su amigo Zach Shields (Dead Man’s Bones) y ha cantado en varias de sus películas. En Cruce de caminos (2012) le cantó Borriquito como tú a Eva Mendes, en Blue Valentine interpretó You Always Hurt the One You Love mientras tocaba un ukelele y también canta en Lars y una chica de verdad.

11. Gosling también tuvo que aprender a tocar el piano. Estudió cuatro horas diarias durante dos meses y medio. “Fue uno de los procesos de preproducción más increíbles de mi carrera”, reconoció el actor.

12. “No hay un solo primer plano en toda la película realizado por un doble de manos. Siempre son las manos de Ryan”, contó el director.

13. El actor y pianista John Legend también tuvo que aprender un instrumento para interpretar al guitarrista Keith. El personaje es secundario pero prefirió hacerlo para sentirse más cómodo. Reconoce que actuó sin presión porque la película no es sobre un guitarrista.

14. Lo que también ha dicho es que llegó a sentir celos de Gosling. “Me pareció asombroso”, dijo sobre su capacidad de aprender a tocar el piano.

15. El director Damien Chazelle quiso grabar los bailes y las escenas al piano de corrido, en planos secuencia y con pocos cortes. “No había forma de esconder nada. Tenía que aprende cómo tocar esas canciones y tenía que estar dispuesto a hacer los bailes desde el principio hasta el final sin cometer fallos graves”, contó Ryan Gosling.

16. La escena del baile con el sol cayendo en Mulholland Drive, en el parque Griffith, fue una de las más complicadas ya que dura seis minutos y no tiene ningún corte. Además de interpretar la escena, la canción y hacer el baile, tuvieron que estar pendientes de que no anocheciese.

17. Esa fue la única escena en la que la música fue grabada por separado, “porque incluía el baile”, contó Emma Stone en una entrevista.

18. La La Land bebe de muchas cintas clásicas aunque Chazelle señala a Jacques Demy como su mayor influencia. “No sólo en la película, sino en todo lo que he hecho y he querido hacer hasta la fecha”, ha contado. “Ninguna otra película me ha enseñado tanto como Los paraguas de Cherburgou; es mi amor más profundo”.

19. Cantando bajo la lluvia es otra de las películas que ha ejercido mayor influencia sobre el equipo. La vieron todos los días durante las dos semanas que duró el rodaje, según reveló Ryan Gosling durante el Festival Internacional de Cine de Palm Springs. “Ojalá pudiera haberlo dicho en persona, pero me gustaría agradecer a Debbie Reynolds su maravillosa carrera. Vimos Cantando bajo la lluvia cada día en busca de inspiración y ella tenía un talento inigualable. Así que gracias a ella por toda esa inspiración”.

20. Top Hat (1935), Un americano en París (1951), Swing Time (1936), The Band Wagon (1953), Las señoritas de Rochefort (1967) y Fellini 8½ (1963) son otros de los títulos que han dejado su huella en esta película.

21. Mary Zophres, diseñadora de vestuario, también ha buscado inspiración en películas clásicas. Julie Christie, Ingrid Bergman, Grace Kelly y Katharine Hepburn inspiraron los diseños, que quería que fuesen atemporales.

22. El vestido que Mia (Emma Stone) lleva a su primera cita con Sebastian (Ryan Gosling) está inspirado en el que luce Judy Garland en Ha nacido una estrella (1954) y el amarillo del cartel está inspirado en los propios vestidos de Stone, en concreto en el Atelier Versace que llevó a la premiere de The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro (2014). Las flores impresas sobre la tela están inspiradas en Matisse.

23. En el caso de Gosling el vestuario es mucho más limitado. Según la diseñadora, se trata de una colección cápsula con “cinco camisas, dos pantalones y tres abrigos sport” que lleva y repite en la mayoría de las escenas.

24. Para el baile del planetario le dio una chaqueta más grande para que pudiese moverse más fácilmente. Y los pantalones son de lana para que pudiesen ser ajustados y a la vez permitirle todos los movimientos.

25. Pero si tuviese que elegir un vestido de todos los de la película, Mary Zophres lo tiene claro: el vestido blanco que Stone lleva en el epílogo de la película.

26. Al principio de La La Land, Ryan Gosling escucha la radio en la que hablan de un tres veces ganador del Oscar, incluido por Shakespeare in Love. Lo más probable es que la persona a la que se refieren es Sandy Powell, que ganó el premio por El aviador (2004), La reina Victoria (2009) y Shakespeare enamorado (1998). También estuvo dos veces nominada en 2015 por Cenicienta y Carol.

27. Ese momento transcurre justo después de la escena inicial del atasco, cuando cantan Another day of sun. Se rodó en una zona poco transitada de la autopista Harbor Freeway, que se cortó al tráfico para hacer ese plano secuencia. Lo curioso es que los bailarines prepararon la coreografía sobre sus coches, de ahí que los vehículos aparezcan abollados